pastel de zanahorias Silvia

Ingredientes:
150 g de azúcar moreno
2 huevos pequeños
150 mi de aceite de girasol
150 gr de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de levadura en polvo
1/2 cucharadita de canela molida, y un poco más para decorar
1/2 cucharadita de jengibre molido
1/4 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de extracto de vainilla
150 g de zanahorias, ralladas
1 0 2 g de nueces sin cáscara y picadas, y algunas enteras para decorar
Para la cobertura:
200 gr de queso philadelphia
50, 60 gr de azúcar glass
2 cucharadas soperas de nata para montar
2 cucharadas soperas de zumo de naranja
cáscara de naranja (opcional)

Instrucciones:
Precaliente el horno a 170°C.
Ponga el azúcar, los huevos y el aceite en una amasadora
eléctrica provista de varillas (o emplee una batidora eléctrica
manual) y bata hasta que todos los ingredientes estén bien
amalgamados (no se preocupe si la mezcla se ha cortado
ligeramente).Añada poco a poco la harina, el bicarbonato, la
canela, el jengibre, la sal y el extracto de vainilla, y siga
batiendo hasta que todo esté bien mezclado.
Mezcle a mano esta preparación con las zanahorias ralladas y
las nueces picadas hasta que todo esté bien repartido.
Vierta la mezcla en los moldes preparados y alísela con un
cuchillo paleta. Hornee 20-25 minutos, o hasta que los
bizcochos estén dorados y al presionarlos con un dedo
vuelvan a su posición inicial. Déjelos enfriar ligeramente en los
moldes antes de colocarlos sobre una rejilla metálica.
Cuando estén completamente fríos, ponga uno sobre una
fuente para pasteles y extienda por encima un cuarto del
glaseado de queso crema con un cuchillo paleta.
Coloque sobre éste otro bizcocho y extienda otro cuarto del glaseado.
Cubra con el último bizcocho y luego con el resto del
glaseado, tanto sobre la superficie como sobre los lados.
Adorne con las nueces y espolvoree con canela molida
un bol pequeño y mezclar el queso, con el azúcar glass, la nata y el zumo de naranja hasta que quede una masa homogénea. Podeís añadir también un poco de ralladura de naranja para que gane sabor e intensidad. Una vez el bizcocho se haya enfriado, la esparcimos por su superficie dejando una película de unos 5mm y lo metemos a enfriar en la nevera, al menos una hora para que coja consistencia y se solidifique.

Notes: para 5 o 6 personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *