carne guisada de la abuela

Ingredientes:
600 gr de carne de añojo, (pedid carne de aguja)
5 zanahorias
2 cebollas medianas
2 dientes de ajo
1 pimiento verde
especias (sal, pimienta, pimentón, laurel, tomillo)
brandy o cognac
vinagre
caldo de carne
aceite de oliva virgen extra
opcionalmente podéis añadir además, unas setas o guisantes

Instrucciones:
Comenzamos picando la cebolla bien finita, para que nadie proteste si se encuentra trocitos, y hacemos lo mismo con el ajo y el pimiento verde. En una cacerola con tres cucharadas de aceite comenzamos a pocharlos a fuego medio-bajo, hasta que empiecen a sudar. Pelamos las zanahorias y las cortamos en trozos de un centímetro aproximadamente y las echamos con el resto de la verdura. (Añadimos un poco de sal)
Mientras se va pochando todo, cortamos la carne en trozos pequeños, ya que normalmente el carnicero los habrá cortado demasiado grandes. Aprovechamos para quitar las grasas. Ya sabéis que yo suelo comprar la carne en Carnes Villa María, que me la traen a casa a un precio inmejorable, y envasada al vacío. Os recomiendo probar su calidad, quedaréis convencidos. Salamos la carne y la añadimos a la olla, removiendo hasta que se haya cambiado su color. En este momento, incorporamos una cucharada de harina o si preferís de maicena, y la removemos bien con todo el contenido de la olla para que se reparta bien.
Añadimos ahora las especias. Unas ramitas de romero, 2 hojas de laurel, 1 pizaca de pimentón, 20 bayas de pimienta negra y 4 clavos de olor. A mi no me importa encontrarme las bolitas de pimienta en el plato, y apartarlas, pero si no queréis encontrarlas podéis echarlas dentro de una bolsita o un colador de té y así retirarlas después sin problema.
Además de las especias, echamos 100 ml de brandy (también puede ser vino blanco si no tenéis) y 3 cucharadas de vinagre de vino, dejando que se evapore su alcohol. Seguidamente añadimos caldo de carne casero hasta cubrir la carne. Con el caldo, podéis añadir si queréis el poquito de picante, si os gusta. En cuanto a la cantidad de caldo, no tiene que quedar navegando, sino justo al ras de la carne, porque si no la salsa no quedará espesita, sino que será como una sopa. Aquí podéis ver cómo preparar un caldo casero
A partir de ahora, tiene que cocer tapado, durante entre 1 hora y 90 minutos en una cacerola tradicional, hasta que al probar la carne, ésta prácticamente se deshaga de puro tierna. Si en lugar de hacerla a fuego lento, preferís hacerla en olla rápida, con 15 minutos será suficiente.
Servir la Carne guisada de la abuela acompañada de patatas fritas cortadas en cuadraditos, o con arroz blanco, y preparad pan, que vale la pena mojarlo en la salsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *